Frisa desalojará a niños discapacitados para plaza comercial y residencias

Por: Zoila Juárez

Como hace un año, un grupo de cargadores se presentaron a desalojar a niños con capacidades diferentes de la Asociación Hogar Infantil San Luis Gonzaga I.A.P., CEDE y Autismax, que apoyan a diferentes comunidades desde 1984.

Cabe destacar, que de IAP son 36 niños y personas de entre 12 a 60 años con parálisis cerebral y medular, y 20 niños con autismo y cuadriplejia pertenecen a la CEDE y Autismax, las cuales están ubicadas en avenida Fuentes de Satélite 7, Circuito Oradores.

Estas asociaciones tienen  más de 34 años de servicio social a Naucalpan, Atizapán, Tlalnepantla, Cuautitlán lzcalli y a otros estados.

La juchiteca Elizabeth Ortiz Sánchez, madre de Diego Villanueva Ortiz comentó para CdmxPress que el joven de 23 años en silla de ruedas con parálisis cerebral infantil lleva 6 años internado.

“Ocupa cinco medicamentos que yo compro. Lamentablemente ni en Oaxaca, Tuxtla Gutiérrez o Tonalá donde radico existe algún centro de atención con médico las 24 horas”, indicó.

Los internos no se mueven ni caminan y pocos hablan, por lo que la doctora Victoria Martínez Perucho, responsable de las tres fundaciones, clamó ante personal del DIF y policías “salvaguarden la seguridad de mis niños. Todos babean, huelen raro porque toman 21 medicamentos al día, convulsionan, con tanque de oxígeno apenas o con ausencia de respiración. La mayoría no tienen familiares, no hay lugar a dónde llevarlos y el resto son de familias de bajos recursos”.

Óscar Alzaga Alcántara, apoderado legal de la empresa Residencias Modernas S.A. de C.V. filial de Frisa, la nueva dueña de los predios, indicó que la orden del juez cuarto civil es irreversible, luego de un juicio de dos años que llegó a su última instancia, por lo que antes del mediodía de ayer acudió con 80 cargadores.

Pero a las 16:30 se retiraron al no haber ambulancias de traslado y lluvia. El desalojo sólo se pospone según el abogado ejecutor, tras una diligencia que se prolongó cinco horas. “Les beneficia el periodo de vacaciones de los juzgados, por lo que en agosto se pedirá a las autoridades que garanticen” un sitio para reubicar a los internos.

El 25 de mayo de 1987 se publicó en la Gaceta del Edomex la autorización de la Legislatura para que el ayuntamiento de Naucalpan de Juárez donara a título gratuito 2 mil metros cuadrados. El gobierno facilitó el dominio público del terreno ubicado en los límites de Atizapán de forma legal y pacífica. Pero a juicio interpuesto por Frisa “quedó demostrado con escrituras que la propietaria de este predio es de mi apoderada”, señaló su representante.

En junio de 2018 la Asociación de Colonos Lomas de Bellavista, la unión de  Atizapense, A.C., el Club de Golf Bellavista, Fuentes de Satélite, colonias del Pueblo de Calacoaya y las instituciones San Luis Gonzaga, CEDE y Autismax convocaron a la prensa cuando elementos de la policía municipal y 50 cargadores contratados por Frisa amedrentaron a los pacientes.

“Como si fueran mercancía de súper y esto es muy delicado porque son niños con autismo y parálisis cerebral, y ante cualquier tipo de peligro su reacción puede ser muy fuerte y pueden perder hasta la vida”, criticó Martín Bernal, presidente de los colonos.

El propietario fue notificado de la situación pero no avisó a los responsables de la Casa Hogar y la escuela para niños autistas, quienes rentan el predio. Por lo que las organizaciones manifestaron su posicionamiento ante las amenazas, desalojo desistido por la ejecución de un amparo interpuesto ante tribunales estatales.

Desde entonces se enfrentan litigios por la atención a ya más de 80 niños que habitan con enfermeras, psicólogos y asistentes, quienes les brindan afecto, alimento, aseo, terapia física y ocupacional, y debido a que las instituciones fueron edificadas de buena fe para beneficencia pública.

Los representantes de la sociedad civil exigen la intervención gubernamental para defender el marco legal de los predios destinados a equipamiento urbano, subsanar las lagunas que pudieran existir y priorizar las necesidades ciudadanas.

“No queremos mesas de trabajo con el gobierno estatal que sólo nos piden claudicar y ver la forma en que los niños abandonen su hogar. Constructoras y gobierno no pueden y no deben cambiar el uso para lo cual fue destinado. Estos terrenos no pueden ser para una plaza comercial, cuando se donaron para apoyar una necesidad especial sin fines de lucro”, denunciaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *